▸ Marca vs Bodyline ... ♬
domingo, 31 de julio de 2011
♥ posted at: @5:44 p. m.
5 wishes // make a wish?


Se que no escribo tan a menudo como debiera, pero hoy tenía el gusanillo de escribir y hay un tema que tenía pendiente y hace poquito volví a tratarlo.




Siempre que hablo con Musa de las novedades de bodyline nuestra conversación suele ser tal que así:

Yo: Mira que vestido más bonito han sacado esta vez. Lo quiero.
Musa: Pero sabes que no lo vas a comprar.
Yo: ...pero es bonito. Y barato.
Musa: y terminaras dejándolo en el armario y sin usarlo.
Yo: pues es verdad.

Y es que hablando con ella, me he dado cuenta de que tengo miedo a vestir la ropa de esta marca. Y se que, como yo, muchas otras lolitas pensarán igual.  EGL ha cribado mucho nuestro criterio en cuanto a marcas y prestigios. Bodyline no tiene mucha aceptación en la comunidad internacional, o al menos lo que yo he vivido hasta ahora ha sido así. Chicas que visten de pies a cabeza de BL, con conjuntos impecables y que han sido ignoradas en daily_lolita por otros conjuntos que, pese a ser marca, eran una autentica chapuza.

Pero es marca.

Y es mejor.

O al menos esa es la mentalidad que veo correr por el mundillo.

Bodyline se ha ganado su mala fama por ser una de las primeras "marcas no grandes" en copiar a otras con de más renombre. Y por ser un tanto ita. Aún me acuerdo cuando sacaron la copia del fruit parlor y como se revolucionó el mundo.

He de confesar que yo he vestido muchos diseños de BL, copia y no copia, porque eran los únicos que hacían ropa donde podía entrar y a precios más que razonables. Con el tiempo aún conservo algunas prendas, la mayoría zapatos y blusas. No podemos negar que para una prenda básica es una tienda que está muy a mano.

Pero a lo que íbamos. Con el tiempo, he ido acumulando un miedo interno a ser rechazada como lolita en la comunidad por usar sus prendas o diseños. Cosa que antes no me pasaba en absoluto; si tenían algo que me gustaba, me lo compraba y tan feliz. Hoy día, no hago más que darle vueltas. Quiero sus vestidos, pero no me veo capaz de comprar algo que terminará cogiendo polvo en el armario porque, él día que vaya a ponérmelo, lo descartaré por miedo a que vean vistiendo bodyline.

Seguramente, me habré ganado con esto el que me llamen elitista. Ni mucho menos. Claro que adoro llevar mis vestidos de marca, me han costado sudor y lágrimas, pero el miedo infundido por una comunidad ha podido conmigo. No soy tan fuerte como pensaba.

Parece ser que, en este mundo, solo puedes pertenecer a un lado. O al elitismo pro marca, teniendo que mirar por encima del hombro a todo lo demás; o bien pertenecer a ese colectivo que mira y señala a esos tiranos que los critican por ser pro bodyline o réplica.

Y me pregunto yo, ¿Por qué? ¿Por qué no podemos dejar a cada uno que haga con su dinero lo que quiera? Sin tener que después ir con la cabeza gacha porque alguno le reproche como se lo ha gastado.

Estoy un poco cansada, de que me señalen con el dedo por comprar un vestido o por ansiar otro, como para tener que ir dando explicaciones y encima, quedarme sin poder disfrutar una prenda por el que dirán.

Quiero comprarme lo que a mi me guste, vestir lo que a mi me guste, y no tener que darle explicaciones a nadie de lo que a mi me guste, sin tener que ser juzgada por nadie.

¿Utópico? Me da que sí.

Etiquetas:


◂◂ entradas antiguas ♪ // inicio \\ ♪ entradas nuevas ▸▸
© All Rights Reserved 2011